Estimulación Temprana

El ejército de EEUU, en su programa canino de entrenamiento, desarrolló un método para mejorar la capacidad de sus perros denominado “Bio Sensor”, más tarde se llegó a conocer en el ámbito civil como el Programa “Super Dog”. Sus estudios demostraron que los ejercicios de estimulación neurológica temprana podrían tener importantes y duraderos efectos, así como que hay periodos específicos de tiempo en los que dicha estimulación tiene resultados óptimos.

Los ejercicios de estimulación temprana se realizan a cada cachorro una vez al día desde el 3° al 16° día de vida:

1. Estimulación Táctil. Se sostiene al cachorro en una mano se le estimula suavemente entre los dedos de cada una de las patas usando un bastoncillo. Tiempo: de 3 a 5 segundos.

P1014193.JPG

2. Sostener la cabeza erguida. Utilizando ambas manos, se mantiene al cachorro perpendicular al suelo. Tiempo: de 3 a 5 segundos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
3. Posicionar la cabeza hacia abajo. Sosteniendo al cachorro firmemente con ambas manos, se le gira de modo que la cabeza mire hacia el suelo. Tiempo: de 3 a 5 segundos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
4. Posición supina. Sujetando al cachorro de modo que su espalda descanse sobre la palma de ambas manos. Tiempo: de 3 a 5 segundos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
5. Estimulación Térmica. Se usa una toalla húmeda previamente enfriada en la nevera al menos 5 minutos. Situar al cachorro sobre la toalla, apoyándose con las patas. No se le debe restringir el movimiento. Tiempo: de 3 a 5 segundos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Estos 5 ejercicios provocarán estimulaciones neurológicas, ninguna de las cuales ocurre por sí misma durante la primera etapa de la vida del cachorro. No hay que repetirlos más de una vez al día y no hay que prolongar su duración más del tiempo recomendado en cada ejercicio. Una sobre estimulación puede traer efectos adversos, además de contraproducentes. Estos ejercicios activarán antes de lo normal su sistema orgánico y, en consecuencia, se aumentará la capacidad general del perro de modo que se apreciarán diferencias en su desarrollo posterior.
Beneficios de la Estimulación Temprana
  1. Mejoras en el desarrollo cardiovascular.
  2. Latidos de corazón más potentes.
  3. Glándulas adrenales fortalecidas.
  4. Mayor tolerancia al estrés.
  5. Mayor resistencia a la enfermedad.
  6. Crecimiento más rápido.